Cómo grabar películas caseras – Armando lo esencial

¿Ya has soñado con la idea de hacer películas antes, pero cada vez que terminas alguna de tus favoritas empiezas a revisar esa gran lista de créditos que no hace otra cosa que intimidarte? No te preocupes, si bien necesitas muchas cosas para poder hacer tu propio proyecto, tampoco necesitas un equipo ni un presupuesto multimillonario de Hollywood para poder hacer un buen film casero.

En nuestra serie de artículos “Cómo grabar películas caseras” te mostraremos parte por parte lo que necesitas para empezar tu propia aventura de rodaje. En este primer capítulo, partiremos con lo necesario para armar tu base, lo esencial para comenzar:

  1. La cámara:

Esta es una de las grandes ventajas para los aficionados que quieran poner en práctica sus talentos cineastas hoy en día. Antigúamente era necesario invertir por lo menos unos 3.000 o 4.000 dólares en una cámara lo suficientemente potente, pero en la actualidad los teléfonos de última generación cuentan con la capacidad suficiente para lograr imágenes nítidas, e incluso la alternativa de añadir algunos efectos de post-producción. Además es importante mencionar que muchos cineastas independientes han realizado sus películas con cámaras económicas logrando un gran resultado, siempre teniendo en mente que el guión y la vibra de la película está en sintonía con esta alternativa. Esta opción funciona especialmente bien si lo que deseas es grabar un documental.

  1. La edición:

Revisa las alternativas a tus disposición para editar y poner en conjunto las piezas de tu film. Dependiendo con qué clase de computadora cuentes, puedes optar por software que viene con tu equipo de fábrica (como Windows Movie Maker en los PC, o iMovie en los Macs) o incluso invertir un poco por opciones más avanzadas. Estas aplicaciones te permitirán ajustar los niveles y efectos de sonido, la iluminación, los subtítulos cuando sea necesario, e incluso algunos efectos más “elegantes” de distorsión, cambio de color, difuminación, etc. Lo importante es practicar un poco antes con un material de prueba y familiarizarte con las posibilidades, ya que estas pueden darte nuevas ideas para tu guión o el desarrollo de tu historia.

Edición de una película

  1. Los lugares:

Este es uno de los aspectos donde tu creatividad te dará los mejores resultados. Es importante tener una planificación previa de los lugares que necesitas, los permisos cuando sea necesario y la mentalidad de abrirse a usar sitios menos comunes, con el fin de lograr un ambiente envolvente para el diálogo y trama de tu película. Piensa en los exteriores obvios como parques o calles, y menos obvios como callejones recónditos de tu ciudad o naturaleza fuera de esta. También considera casas de amigos, oficinas, cafeterías, y cualquier lugar de interior aparte de tu casa donde crees que podrías obtener un espacio con los permisos adecuados. Si bien muchas locaciones y negocios locales rechazarán tu idea, otros se mostrarán muy entusiasmados de ser parte de tu proyecto, aunque sea indirectamente.

  1. El presupuesto:

Dependiendo de la naturaleza de tu guión, es posible hacer un film por costo 0, hasta uno de 1.000 o 2.000 dólares, dentro de la categoría de “film casero”. Pero no te preocupes, si no cuentas con suficientes recursos financieros, usa tu creatividad, tus contactos y lo que ya tienes y los costos deberían ser mínimos. Por ejemplo, si necesitas algunos recursos para efectos como sangre, una opción es comprar la sangre artificial lista, y otra es entrar a Youtube y ver un tutorial de cómo crear una substancia similar a la sangre con ingredientes caseros. Aprovecha el potencial de Internet, sus videos e instructivos para obtener soluciones alternativas y ahorrar en tu presupuesto, pero al mismo tiempo, prepárate cuando sea inevitable hacer un par de compras.

  1. Las personas:

La mayoría de las veces necesitarás grupos grandes de personas dispuestas a ayudar para tu film, ya sea para una secuencia con muchos dobles donde todos actúen un poco, o simplemente transeúntes que pasen detrás del foco de una conversación de dos actores, para entregar el ambiente deseado. Aprovecha de usar redes sociales como Facebook, Twitter o Craigslist para poner avisos y reclutar ayudantes, verás que muchas personas, tanto amigos como desconocidos, estarán entusiasmados de ser parte de tu idea.

Sponsored Links
Fernando LastarriaFernando Lastarria Especialista en negocios a través de medios digitales. Master in Business Administration y Blogger de profesión desde 2005. Experto del área informática con amplia experiencia en servicios financieros. Lucho por lo justo, me esfuerzo por lo que quiero y defiendo lo que considero correcto para mi y para mi equipo de trabajo.

Artículos Relacionados

3 Comentarios en “Cómo grabar películas caseras – Armando lo esencial

Comments are closed.

Sponsored Links