Los 5 errores más comunes al escribir una novela

Un refrán popular dice “los tontos tropiezan varias veces con la misma piedra, la mayoría cae con una piedra y luego no vuelve a cometer el mismo error. Los sabios, en cambio, ven como se caen los anteriores y esquivan las piedras”.

Si estás empezando tu camino como escritor, una opción es pasar por todo el proceso de aprendizaje por ti mismo, pero otra mucho mejor, es observar y comunicarte con los demás para aprender de sus errores. En muchas ámbitos de la vida no es necesario redescubrir la rueda, además, a pesar de lo que muchos dicen, los fracasos no son obligatorios para llegar al éxito.

A continuación te dejamos los errores más clásicos de escritores, para que estés más atento y logres un mejor desarrollo profesional como escritor:

  1. Estancarse con los detalles:

El exceso de preocupación por los detalles no solo pueden frenar tu avance a la hora de componer tu novela, sino que también pueden arruinar una que ya esté completa, al crear inicios llenos de información innecesaria que eviten que el lector pueda sumergirse en la obra. Evita crear conversaciones banales o partes sin importancia. Cada frase y cada segundo que el lector invierte en tu libro debería ser para un fin bien pensado. Una buena manera de evitar este problema es intentar no recordar demasiado el pasado de tus personajes. Otra cosa que puedes hacer es no intentar meterte demasiado en los pensamientos de tus protagonistas, incluso en novelas que profundizan los sentimientos internos. Los buenos escritores muchas veces dependen de editores inmisericordes con las tijeras, y casi siempre menos detalles mejoran el resultado.

  1. Crear un inicio empalagoso:

Hablando de fluidez, necesitas trabajar en un gran inicio, ya que no solo es la premisa para una buena novela, sino que tu carta de presentación para editoriales, y la primera chance que tendrás de ser escuchado. Algunos dicen que es importante dedicar más tiempo al inicio de los relatos más que a cualquier otro segmento, y nosotros estamos de acuerdo. Asegúrate de sembrar curiosidad, sorpresa y expectación. Piensa en la primera escena de una película. Si no es impactante o interesante, muchas personas preferirán hacer otra cosa.

Los 5 errores más comunes al escribir una novela

  1. Personajes sin matices:

No puedes tener una historia relevante si no cuentas con participantes en la historia que ofrezcan cierta profundidad. Si solo te enfocas en mostrar un rasgo de personajes importantes, como por ejemplo, un héroe que solo es bueno, o que un villano solo tiene maldad en sí, pierdes la oportunidad de mostrar intenciones, motivaciones, pasado y psicología de un personaje. Intenta lograr un matiz en esto. Nadie puede identificarse con personajes intachables o sin errores, como a su vez, un antagonista nunca será realmente importante si solo quiere destruir todo sin razón. Es mucho más interesante presentar motivos de ambos lados, y mejor aún si se considera los rasgos negativos de tus protagonistas y los positivos de sus contrapartes. Añade distintas caras a tus personajes para mantener un ecosistema más creíble y envolvente.

  1. Crear mundos demasiado increíbles:

El dicho “la realidad siempre puede ser más increíble que la ficción” tiene una explicación bastante sencilla: Un escritor no puede esperar mantener la atención e interés de sus lectores creando situaciones demasiado extrañas sin suficientes explicaciones, de lo contrario las sorpresas se convierten en creatividad barata.

Si bien el mundo real está lleno de coincidencias sorprendentes, el escritor está obligado a construir un mundo asombroso pero a la vez aceptable. En otras palabras, las coincidencias, casualidades y accidentes de azar deben contar con cierta justificación o no serán aceptados por la mayoría. No quites las sorpresas, pero calcula bien cómo darás una explosión de creatividad para mantener una realidad en tu novela que pueda conectar con tu público y evocar empatía.

Es una tarea monumental crear un universo consistente y atractivo, para además idear una historia interesante que se desarrolle dentro de este. Muchas veces estos intentos fracasan, por lo que es mejor evitar el problema desde el principio. A menos que tu historia requiera un mundo nuevo, el que tenemos debería ser suficiente.

  1. Sermonear a tu audiencia:

Tiene que ver con lo que ya comentamos anteriormente: fluidez y dinamismo. Tu lector es una persona inteligente (o al menos deberías considerarlo como tal) y no necesitas repetir algo que ya dijiste una vez. La única forma de ser claro es decir las cosas una vez y decirlas bien dichas. No intentes tampoco educar de más a los lectores con tu punto de vista sobre la vida y los valores, cada uno ya tiene su base de creencias y repetir lo que puede ser una opinión rápida e interesante solo se convertirá en una aburrida lección, pero adoctrinar es un derecho que el autor debe ganarse a través de un contenido rico y absorbente; primero intenta merecerte este lugar a través de personajes que enamoren y una historia novedosa que sea difícil de ignorar.

Por supuesto, estos consejos no son todo lo que necesita para escribir buenas novelas, pero sin duda son parte de lo que debes tener en cuenta al momento de crea la tuya. ¿Tienes otros consejos? ¡Déjalos en los comentarios!

Sponsored Links
Fernando LastarriaFernando Lastarria Especialista en negocios a través de medios digitales. Master in Business Administration y Blogger de profesión desde 2005. Experto del área informática con amplia experiencia en servicios financieros. Lucho por lo justo, me esfuerzo por lo que quiero y defiendo lo que considero correcto para mi y para mi equipo de trabajo.

Artículos Relacionados

4 Comentarios en “Los 5 errores más comunes al escribir una novela

  1. El punto 4 es muy importante. He leído muchas personas tratando de crear mundos fantásticos gigantescos, llenos de personajes y costumbres propias, con una complejidad enorme que finalmente resulta difícil de sostener, sobre todo para principiantes.

    1. Es verdad. Hasta no haber escrito algunas cosas decentes antes, es mejor no empezar a crear un mundo tan complejo como en Dune, Game of Thrones o Star Wars.

  2. Cuando escribía cuentos me pasaba que los personajes eran muy planos. Los malos eran malos porque sí, los buenos porque buenos porque sí. Es difícil romper los estereotipos.

  3. Gracias por los consejos, he estado leyendo mucho sobre el tema porque he empezado una novela corta sobre vampiros enfrentándose a robots.

Comments are closed.

Sponsored Links